MILLONARIOS, DE LA INCREDULIDAD AL CIELO.

Por: César Augusto Londoño

0
1640

Millonarios campeón, criticado por casi todos, acusado de tener una deficiente nómina, directivos insultados y una hinchada que mayoritariamente no creía en el equipo. El fútbol va más allá de lo que aparenta y no siempre el tigre es como lo pintan.

El “Proyecto Azul” es serio y tiene futuro. No se trata de gastar grandes cantidades de dinero cuando están amortiguando una deuda alta, es cómodo pedir grandes figuras pero no es fácil conseguirlas. La cantera es prioridad y la estabilidad financiera obligatoria. Aunque hoy es el campeón del fútbol colombiano, el equipo embajador tendrá una pérdida de 6.000 millones de pesos en la temporada 2017.

Este año no contrató con bombos y platillos pero si lo hizo con inteligencia: John Duque llegó de Fortaleza y se graduó de figura, Juan Guillermo Domínguez muy criticado fue muy importante, Jair Palacios y Felipe Banguero se consolidaron como laterales, Santiago Mosquera emergió con gran proyección, el uruguayo Matías de los Santos fue un acierto, cuando los hinchas pedían la salida de Andrés Cadavid se volvió figura y aunque exigían un delantero de categoría, Ayron del Valle fue el goleador del torneo y marcó los mismos tantos de Chará que le costó al Junior US 4.500.000.

No funcionó Jacobo Kouffaty que encantó por su técnica, Duvier Riascos fue más corazón que fútbol aunque venía de triunfar en Brasil y fracasó Pedro Franco que era de la entraña. Quedan en la nómina varios jóvenes llenos de condiciones que están en la puerta de la oportunidad y la gloria.

Los jugadores siempre unidos, ofreciendo su mejor esfuerzo, sobreponiéndose a las dificultades y convencidos de que tenían condiciones, fútbol y disciplina para ganar el título. Una fe recia que partido tras partido se fue fortaleciendo.

Decisión trascendental fue renovar a Miguel Ángel Russo cuando el camino no estaba asegurado, había convencimiento y certeza sobre su talante, es un técnico tranquilo, conocedor, lleno de experiencia y claridad. Supo manejar los malos momentos, administrar las limitaciones, imponer disciplina cuando algunos se distrajeron, estabilizó un esquema y remató con 14 fechas de invicto, que comenzó tras una derrota ante Nacional en Medellín que no debió ser.

Millonarios terminó segundo en la reclasificación con 10 puntos de ventaja sobre Santa Fe, fue el que más puntos hizo en  la Liga Águila II con 48, el más goleador con 34 tantos y había clasificado anticipadamente a la Copa Libertadores.

La dirección técnica fue definitiva, la comunión del grupo sagrada, los líderes supieron asumir el papel, en las 14 fechas sin perder solo Santa Fe le anotó 2 goles, el mediocampo fue dinámico y disciplinado, la delantera efectiva y la suplencia, aunque corta, siempre dio una mano con la acertada dirección.

El presidente Enrique Camacho llegó sin experiencia y recibió los peores tratos, pero supo aguantar, ha ido aprendiendo, es hombre correcto, buena persona y amplio conocedor del mundo empresarial. Ya hace historia en el equipo y su conocimiento podrá ser de gran aporte al fútbol colombiano si lo saben aprovechar. Y Gustavo Serpa, cabeza de la mayoría accionaria, se mueve con sapiencia en el mundo de los negocios, es el ideólogo del proyecto, tiene claro cuál es el fin y como deben ser los medios, ha entendido los vericuetos del complicado fútbol y tuvo piel dura para aguantar críticas y vivarachos.

En este mundo donde abundan los malandros, los bandidos y los ventajosos, es alentador que en la orientación de Millonarios haya gente decente, con claridad en el objetivo de sacar adelante el equipo. Este año rebajaron el déficit, construyeron la sede que sigue creciendo, sanearon el tema financiero, armaron una buena nómina (que fue buena desde el primer momento, no solo ahora que ganaron) y fueron campeones.

Queda buscar figuras que marquen diferencia, renovar algunos jugadores, ya confirmaron al arquero venezolano Wuilker Fariñez, figura en el remate de la eliminatoria, y a Roberto Ovelar importante en Junior y seguir fortaleciendo este “Proyecto Azul” que pasó de la incredulidad al cielo en una sola temporada.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here